el blog de las mamas imperfectas
Contáctame
el blog de las mamas imperfectas
  • soy mama y no me compadezcas facebook
  • soy mama y no me compadezcas twitter
  • soy mama y no me compadezcas pinterest
  • soy mama y no me compadezcas instagram

10 beneficios de tener rutinas en casa

Publicado por Nathalie | 16 February 2017

73fbfa8591

 

Las rutinas en casa han resultado un buen salvavidas para mi y todos los miembros de mi familia. Y este cambio se generó desde que la psicóloga me aconsejo y enseño lo importante que es para un niño tener una rutina establecida. Además de ser buenísima para ellos, también es súper práctica para nosotros, porque con una rutina establecida para ellos, nos permite a nosotros (los padres) poder organizar mejor nuestros tiempos en el día a día.

¿Qué es una rutina y para qué sirve?

Las rutinas son hábitos repetitivos y ayudan a que los niños tengan un mecanismo establecido. Para los niños que tienen TDAH (Trastorno de Atención e Hiperactividad) sirve increíblemente y los psicólogos lo recomiendan bastante. Sin embargo, las rutinas no sólo sirven para los niños con TDAH sino para todos en general.

¿Porqué son importantes las rutinas?

1. Les brinda una sensación de seguridad, saben que va a pasar, saben que va a venir y eso se adquiere con los hábitos.

2. Hace que su mundo se vuelva un lugar predecible y ayuda a que el niño tenga un esquema interno, lo que hace que se sienta seguro.

3. Los ayuda a convivir con los limites y por ende es más fácil respetarlos.

4. Les proporciona equilibrio emocional.

5. Aprenden y entienden que existe un momento para todo.

6. Los ayuda a ser más organizados y por ende los ayudará en sus hábitos de estudio a largo plazo.

7. Los hace sentir tranquilos en su ambiente.

8. Los ayuda a tener más disciplina.

9. Les da un sentido de orden a su vida.

10. Ayuda a la convivencia y a mejorar sus aptitudes sociales.

Errores que debes evitar y tips a tomar en cuenta:

Si vas a iniciar este proceso de crearle una rutina a tu hijo debes tener en cuenta algunas cosas. Si estas empezando a marcarlas más y por ende es tarde (es decir tu niño ya tiene 2 o 3 años por ejemplo) ten en cuenta que vas a cambiarle su estilo de vida, de no tener nada predecible a tenerlo todo predecible, y eso toma tiempo. Es por eso, que se recomienda ir creando una rutina desde que son más pequeñitos.

1. Paciencia: Hay que tener mucha paciencia, adecuarse a una rutina no funciona de la noche a la mañana.

2. Hay que ser constantes y perseverantes, de otra forma, ¿Cómo podemos exigir a nuestros hijos que cumplan una rutina si nosotros mismos no somos contantes con ella?

3. Lo último que quieres hacer al tratar de establecer una rutina es que se vuelva algo tedioso y se vea impuesta como una obligación. Créeme, si tomas ese camino, te tomará más tiempo del que crees. Trata de hacer este proceso algo didáctico y hasta divertido.

4. Evita cambiar de espacios a la hora de comer, el niño necesita asociar un lugar especifico con la hora de comer. A más cambios hagas, más costoso resulta.

5. Evita variar mucho a la hora de cumplir las rutinas. Es decir, trata siempre de seguir con un horario.

6. La hora de dormir tiene que notarse, no puede ser lo mismo que las demás actividades, baja la intensidad de las luces, empieza a hablar más bajo…La idea es que el niño sepa que viene la hora de dormir.

7. Las canciones sirven mucho para que identifiquen la actividad que les toca hacer. Puedes tener una canción para cuando van a comer o van a bañarse. Haciendo eso, va relacionando y además hace de las rutinas más divertidas.

8. Incluye en las rutinas pequeñas tareas para el: Como por ejemplo, a la hora de bañarse, que lleve su ropa al cesto de ropa sucia o si va a jugar al terminar que guarde sus juguetes, incluso podrías acompañar la acción de guardar los juguetes cantando algo.

9. Ten en cuenta que cuando un niño esta bien descansado esta más predispuesto a seguir una rutina, porque esta de buen humor y no esta fastidiado ni cansado.

10. El horario debe cubrir todas las necesidades de tu hijo.

11. Es importante que tu como adulto hagas respetar el horario, si bien podemos ser flexibles con el tiempo, no podemos por ejemplo mandarlos a dormir antes porque uno como padre esta cansado. Tenemos que ser conscientes de lo que hacemos.

12. Siempre anticipa. Si habrá algún cambio de actividad, anticipa y no lo hagas de un momento a otro.

Rutinas afectivas:

Si también existen y me parece súper bien, normalmente son cosas que uno hace cotidianas porque incluso ayuda a que el niño se acostumbre a ciertas cosas y no pase como un niño mal educado:

– Beso antes de dormir.

– Siempre despedirse de papá o mamá

– Saludar al llegar y despedirse al irse del resto (Ojo, si no quiere despedirse ni saludar con beso yo no lo obligo pero por lo menos que diga hola y chau)

– Pedir disculpas si es necesario.

Espero que estos tips e información les sirva. Las rutinas no sólo son de gran ayuda para los niños sino también para los padres porque nos ayuda a organizarnos también, y si eres mamá de más de un niño, te caerá como anillo al dedo.