el blog de las mamas imperfectas
Contáctame
el blog de las mamas imperfectas
  • soy mama y no me compadezcas facebook
  • soy mama y no me compadezcas twitter
  • soy mama y no me compadezcas pinterest
  • soy mama y no me compadezcas instagram

¿Para cuándo la niña?

Publicado por Nathalie | 8 February 2017

¿Para cuándo la niña?

Mi mundo sigue pintando de azul y adornado de carritos, ruidosos dinosaurios, robots, feroces tiburones, temibles villanos y grandiosos super héroes. Vengo de una familia de puras mujeres. Somos 3 hermanas, la primera nieta fue mujer y luego vinieron mis dos hijitos. Cuando nació mi primer hijo, fue el primer hombrecito en mi familia y la verdad que llegó a poner nuestro mundo patas arriba pero no pude evitar quedar enamorada de la idea del hombrecito.

Como mamá de dos niños, estoy acostumbrada a escuchar la misma pregunta: ¿Para cuándo la niña? o frases como “La tercera es la vencida” cada vez que la escucho siento como si estuviera jugando la lotería y no me había dado por enterada que la estábamos buscando. Otra frase que he escuchado es: “Tienes que buscar la mujercita para que te acompañe porque los hombrecitos son muy ingratos“, a lo que me apena, porque tengo en claro que los hijos no son nuestros y definitivamente no tengo pensado tener una hija para que no me deje sola, además, ¿Cómo se puede meter a un mismo saco a todos los hombres?. Incluso he llegado a escuchar esta: “Cuando se casen van a preferir a su mujer” a lo que respondo “No sabía que había entrado en una competencia con mi futura nuera desconocida”, además ¿Como pueden afirmar algo así? ¿Tienen una bola mágica? ¿Cómo medir el amor de un hijo por su madre o esposa? ¡Me parece una locura!

No crean que nunca he soñado con una compañerita, claro que sí, les mentiría si les digo que no. Solía imaginar tener un mini versión de mi con rulitos y todo, alguien que me acompañe a la peluquería o vayamos a comprar juntas, una niña a quien peinar y vestir con tantas monadas que hay, alguien a quien enseñarle ser una mujer fuerte e independiente…, pero, tener dos hombrecitos, es algo que no lo cambio por nada en el mundo. Me encanta y sigo enamorada con mi situación. No extraño la idea de la niña, porque me siento bendecida, agradecida y feliz con lo que me tocó.

Quien sabe si en un futuro me toca ser madre de nuevo y sale niña, estaré feliz de tenerla, pero soy inmensamente feliz con lo que tengo hoy. Siento que si bien no hay un equilibrio de género en esta casa, lo hay en mi vida, y es mejor de lo que soñé. No siento que a mi familia le falte algo, nosotros estamos bien, de verdad, lo estamos. Por eso, cuando me preguntan ¿Para cuándo la niña? y me atrevo a responder, que no estamos buscando más hijos (al menos por ahora), muchas personas no pueden creer que me quede tranquila sin buscar a la niña. No me creen cuando les digo que no me mata la idea de tener una mujercita. Hoy puedo decir que estoy cómoda rodeada de legos, espadas, bichos, que aprendí las historias de los cómics, que me gusta ver películas de Marvel, disfruto de jugar tosco de vez en cuando, puedo soplarme dibujos que no me gustan por más de media hora aunque no sean las princesas que amo ver y aprendí el nombre de algunos pokemones, robots y monstruos. Me resigne a comprar polos de super héroes, así como también aprendía a enseñar a alguien a orinar parado. Empecé a interesarme más por el futbol y ya no me escandalizo cuando los veo llegar mugre. El caos y la bulla entro a mi vida por la puerta grande y partida doble. Me acostumbre a andar con el corazón en la boca cada vez que los “a punto” de caerse o golpearse desfilaban frente mío (que es el 80% de las veces)…

Ellos son un huracán de energía que me envuelven y contagian. Hoy puedo decir que soy la mujer por la que pelean para dormir a mi lado, la mujer a la que abrazan todas las noches antes de rendirse a los brazos de morfeo, la que llenan de besitos tiernos y no paran de admirarla, la que se lleva todos los piropos de la casa y a la que custodian como a una reina.

¿Para cuándo la niña?

 

¿Para cuándo la niña?