el blog de las mamas imperfectas
Contáctame
el blog de las mamas imperfectas
  • soy mama y no me compadezcas facebook
  • soy mama y no me compadezcas twitter
  • soy mama y no me compadezcas pinterest
  • soy mama y no me compadezcas instagram

La importancia de las etiquetas ¿Cómo leerlas?

Publicado por Nathalie | 20 July 2017

A raíz de toda la polémica que surgió con respecto a lo de las leches (o mejor dicho “no leches”) me dejó pensando mucho sobre el tema y considero importante empezar el cambio por nosotros mismos. ¿Cómo? Exigiendo calidad. Como consumidores es necesario saber nuestros derechos e informarnos mejor sobre el correcto etiquetado de los alimentos industrializados que compramos. Como padres con mayor razón aún. Por ejemplo ¿Sabías que los productores tienen a su disposición reglamentos y normas de etiquetado? Entonces, si ellos aplican estos reglamentos y normas de etiquetado, esos productos estarían cumpliendo con los estándares o normas mínimas de calidad. Sin embargo, para evitar que nos vean la cara, el cambio debe empezar por nosotros mismos, convirtiéndonos en consumidores responsables y un buen punto de partida es saber “leer la información de las etiquetas“, con relación a la identificación de lo que es el alimento, sus ingredientes, condiciones de uso y cómo contribuye a través del etiquetado nutricional, antes de decidir su compra; eso es #CulturaDeCalidad 

1. Nombre del Alimento

Algo tan básico ¿no? En la etiqueta debería decir la verdadera naturaleza del alimento, ser específico y no genérico. Es decir, debería contener palabras o frases con respecto a la naturaleza y condición del alimento.  Así mismo, debería tener frases o palabras que no confundan ni induzcan a error al consumidor.

Por otro lado, también tendría que incluir la forma de presentación o tratamiento al que ha sido sometido (en caso así sea), como por ejemplo:

Presentación: en salmuera, almíbar, entre otros. 

Tratamiento: deshidratación, concentración, reconstitución, ahumado, entre otras. 

2. Contenido Neto

El contenido neto siempre debe estar puesto, y hay que tomar en cuenta que se refiere al peso del alimento que está dentro del envase, es decir, excluir el peso de la envoltura o cualquier material de envasado y deberá estar expresado en cifras que sean fáciles de reconocer:

Para líquidos en volumen (ml)

Para sólidos en peso (kg)

Para semisólidos o viscosos en peso o volumen

Ojo, cuando el alimento envasado se encuentra en medio de líquido, como es el caso de las conservas de fruta o pescado, se debe declarar el peso escurrido; es decir, sólo el alimento sin el jarabe o aceite que los contenga.

3. Lista de ingredientes

Debemos tener en la etiqueta una lista de ingredientes; a excepción de alimentos de un único ingrediente (como por ejemplo la leche pasteurizada).

En la lista de ingredientes deberá colocarse todos los ingredientes por orden decreciente de peso inicial en el momento de la fabricación del alimento.

4. Registro Sanitario

Debemos fijarnos si en la etiqueta indica que el producto fue aprobado por DIGESA (autoridad sanitaria en el campo de alimentos industrializados del Perú).

5. Fecha de vencimiento

¿Cómo leerla e interpretarla? En los empaques lo encontrarán como FV, vence, consumir antes de, fecha de vencimiento, entre otras. Hay que tener en cuenta dos cosas:

Sí la duración de conservación es menor a 3 meses, se representa así:

día/mes

20 /junio

Sí la duración de conservación es mayor a 3 meses, se representa así:

mes/año

enero/2019

Si el mes es en diciembre, bastará colocar sólo el año.

6. Instrucciones para el uso

El empaque deberá también contener instrucciones de uso o modo de empleo de ser necesario.

7. Nombre y dirección

Otro aspecto que debemos tomar en cuenta, es buscar que se vea el nombre y domicilio legal en el Perú del fabricante o importador. Lo encuentran como:

Fabricado por…

Distribuido por…

Comercializado por…

Importado por…

Vendido por…

8. Identificación del Lote

El envase tiene que llevar grabada o marcada de cualquier otro modo, de manera indeleble, una indicación en clave, que permita identificar la fábrica productora y lote.

9. País de origen

Debe indicarse el nombre del país de origen del producto, en caso se omitiera esto podría resultar engañoso o equívoco  para el consumidor.

Espero que les sirva de ayuda. Como padres tenemos la responsabilidad de velar por las cosas que les damos a nuestros hijos para que consuman. Ya saben, si les gustó, denle like y compartan.