el blog de las mamas imperfectas
Contáctame
el blog de las mamas imperfectas
  • soy mama y no me compadezcas facebook
  • soy mama y no me compadezcas twitter
  • soy mama y no me compadezcas pinterest
  • soy mama y no me compadezcas instagram

12 tips para prevenir el abuso sexual en niños

Publicado por Nathalie | 24 August 2017

12 tips para prevenir el abuso sexual en niños

Estoy harta de prender la tele y encontrarme con noticias tan tristes como abusos sexuales de niños. Me indigna y repugna, pienso que aquellos niños pudieron ser mis hijos y me aterra la idea. Es incluso horrible pensar en eso, no puedo ni imaginarme que le pase algo parecido a mis hijos y no quiero vivir con miedo. No voy a ponerme a descargar mi ira en este post ni preguntarme por qué existen personas así, porque no voy a cambiar nada con eso. Lo cierto es que pasa, que los monstruos SI existen y lamentablemente nos toca criar niños en constante estado de alerta. ¿Cómo criar con miedo a que le hagan daño a tus hijos sin impartir miedo en ellos? ¡Vaya encrucijada! Prevenir el abuso sexual en niños, debería ser no sólo tarea de los padres, sino de todos.

Por eso quiero compartir unos datos y cifras que es importante que sepan y tengan en cuenta, así como tips para PREVENIR que esto le suceda a nuestros hijos.

º Perú es el segundo país en América Latina con mayor violencia sexual

º 1778 casos DENUNCIADOS entre enero y marzo de este año en abuso sexual

º 75% de los casos denunciados son de menores de edad.

º 70% de los casos denunciados son de niñas y adolescentes.

12 Tips para prevenir el abuso sexual en niños

Enseñemos el correcto nombre de sus partes íntimas

Muchos y me incluyo (voy a cambiar eso) no llamamos las partes íntimas por su nombre verdadero. Creemos que al darle otro nombre suena menos tosco que vagina o pene y tendemos a llamarlos por “pipi” “cosita” y otros nombres por el estilo. La verdad que eso está mal, si desde pequeños les enseñamos las cosas por su verdadero nombre, ellos empezarán a hacerlo.

Enseñemosles a conocer su cuerpo e identificar sensaciones

Es importante que sepan conocer su cuerpo, sepan como se llama sus partes, sepan identificar sensaciones, como el dolor o incomodidad para que sepan comunicarlo. ¿Cómo lo hacemos? En situaciones cotidianas. Por ejemplo, he visto en muchas ocasiones que cuando un niño se cae automáticamente le dicen: “Tranquilo, no pasa nada”. Yo nunca estuve de acuerdo con eso porque, sí pasa, el niño se cayó y probablemente le duela y no hay porqué minimizar sus emociones. Si se cayó, lo lógico es que le preguntemos si esta bien, si le duele, qué le molesta y consolarlo, porque eso es lo que ellos esperan de sus padres. Eso es ser empático y se enseña desde pequeños. Sólo de esta manera ellos se acostumbraran a hacerlo siempre cuando algo le aqueje. Minimizando sus sensaciones lo único que estamos haciendo es reforzando la idea de “Aquí no pasa nada” y no es lo que queremos, porque cuando realmente pase algo malo, pensarán “No pasa nada”.

El cuerpo tiene partes públicas y privadas

Es importante hacerles entender que sus partes privadas o íntimas no pueden ser vistas ni tocadas por nadie y tienen que cuidarlas siempre, no exponerlas o mostrarlas y tampoco ver las de nadie ni mucho menos tocar las de otras personas. Pero, ¿Cómo les hacemos entender eso? Con el ejemplo: No los cambiemos delante de gente, hay que acostumbrarlos a llevarlos al baño, acostumbrarlos a cerrar la puerta cuando estén cambiandose o usando el baño. Este es un error muy común que cometemos los padres porque lo hacemos sin darnos cuenta. Por ejemplo, cuando vamos a la playa, cambiamos a nuestros hijos en espacios públicos y no debería ser así. Sé que a veces no se puede porque no hay un baño cerca, pero tal vez nos la podemos ingeniar, en al menos taparlo, con esas capas de toalla y al momento de cambiar sus partes íntimas pues hacerlo sin exponerlas.

Es importante respetar su cuerpo y decisiones

No es necesario obligar a saludar o despedirse con beso a todos, no por eso, tu hijo es un malcriado. Basta con que salude de hola y chau es suficiente. Muchos adultos creen que los niños al no saludar con beso, son unos malcriados, pero la verdad es que no debemos forzar a dar afecto si no les nace, así sean sus tíos, primos, amigos o abuelos. Lo mismo va cuando el niño no quiere ser cargado. Aprendamos a respetar su cuerpo, es suyo, es su espacio, no lo invadamos. Respetemos por favor, no por el hecho de ser niños quiere decir que no deban de tener una opinión al respecto sobre su cuerpo. Es importante darle la debida importancia a las decisiones que el toma respecto a su cuerpo porque le reforzará la idea que el y nadie más que el es dueño de su cuerpo y cuando algo no le guste pues sepa decir NO.

Enseñemosle a decir NO

Lamentablemente en la sociedad en la que vivimos debemos, creo yo, ponerlos en supuestas situaciones en las que no quisiéramos ponerlos, pero creo que es necesario. Entonces, es importante enseñarles a decir NO cuando algo les moleste, intimide o haga sentir mal, sobre todo porque al darle importancia le estamos dando poder, no importa la situación de la que se trate ni con quien sea, es necesario que aprendan a decir NO cuando algo no les gusta o se sientan cómodos sin importar de quién se trate. Incluso podemos ponerlos en la situación, por ejemplo, que si un hombre viene y le dice que le quiere dar un juguete y que lo acompañe él sepa decir NO y gritar o pedir ayuda en caso se sienta incómodo.

Hablen del tema

Hay que hablarlo y ser realistas con ellos. Tienen que saber que todas las personas no son buenas y existen buenas y malas personas. Que sepan que hay gente mala y que hace daño. No tienen que dar detalles, pero que sepan que es importante hacer caso a mamá o papá siempre, no separarse de ellos en la calle, etc. Es importante hablar de vez en cuando del tema porque muchos niños abusados lo callan y tal vez hablandolo y reforzando que no debería existir secretos entre ustedes, pueda ayudarlos a hablar y contar en caso hayan pasado por una situación similar. Recuerden que los abusadores suelen manipular fácilmente la mente de los niños.

Secretos

Hay secretos buenos y secretos malos. Nuestros hijos deberían ser capaces de contarnos todo, que sepan que así sea algo malo, necesitas saberlo, que entre su madre y el nunca habrá un secreto que no pueda decirse con confianza. La idea es que aprendan a diferenciar de los buenos y los malos. Una fiesta sorpresa o un regalo es un secreto bueno. Un secreto malo, es algo con lo que él no se siente a gusto de guardar y lo hace sentir mal a el y más personas. Hay que explicarle que si alguien le pide guardar un secreto malo, tiene que contárselo a mamá o papá.

Más vale prevenir que lamentar

El abuso infantil pasa cuando hay un adulto y un niño a solas. Evitemos dejarlo a solas con personas con las que no suelen hacerlo, puedes pedir a otro familiar para que se quede con ellos. Otra herramienta que usan muchos los abusadores es el internet, estemos atentas a lo que nuestros hijos hacen con el, marquemos límites, horarios, etc. Muchos abusadores usan el internet como anzuelo para acercarse a nuestros hijos. Otra manera de prevenir, es no mandarlos a jugar o comprar a la calle solos, sin supervisión de alguien adulto, tratemos de ir siempre con ellos. Basta unos segundos para que un violador los jale a un descampado, construcción o casa para que le hagan daño a una criatura. Así sea la calle o barrio de siempre, uno nunca sabe y es mejor prevenir que lamentar.

La verdad que prefiero pecar de traumada y paranoica a que algo le pase algo así a mis hijos. No sé si sea una buena forma de vivir, siempre en estado de alerta, pero creo que en estos tiempos, es lo que nos toca. Nosotros como padres somos responsables de nuestros hijos y debemos estar alerta. En dónde paran, con quién, quienes están, absolutamente todo. Sé que a veces toca trabajar tanto al padre como la madre, pero debemos estar pendientes y confiar ciegamente con quien los dejamos. Lamentablemente, una tercera parte de las víctimas sufren abuso por familiares y es que se me hace bolita el corazón tener que pensar que incluso en nuestros familiares debemos desconfiar.

Confía siempre en tu intuición

Siempre recomiendo que sigan su intuición, las madres sabemos cuando algo no está bien con nuestros hijos, es algo que lo sentimos desde adentro, es nuestro sexto sentido y aprendamos a confiar y hacerle caso siempre en nuestra intuición.  Más vale prevenir, si tienes dudas, no las entierres, hazle caso e indaga, observa. Nunca te quedes con una duda o sospecha sobre un posible abuso.

 Observa

Sé que entre el día a día, los quehaceres, el trabajo, a veces podemos pasar por alto varios detalles, pero observen siempre a sus hijos. Cuando un niño es abusado los síntomas o señales están ahí, a la vista, sólo basta observar. Los síntomas pueden ser: emocionales y físicos.

Las emocionales son: Depresión, retraimiento, cambios bruscos de carácter, más irritable, rabia y rebeldía de la nada, de pronto empiezan a tener un comportamiento y lenguaje sexual que no tenían antes y no son normales para su edad.

Los cambios físicos son: irritación, sarpullido o inflamación en sus genitales, infecciones de vías urinarias, dolor abdominal o de cabeza debido a la ansiedad o estrés por el que debe estar pasando.

 Sepa cómo reaccionar

No sólo ante esta situación sino ante todas. Por ejemplo, si al caerse un niño, empiezan a gritar de los nervios en vez de calmarlo, esa reacción será una barrera que el niño pondrá entre él y tú. ¿Qué niño querrá contar que algo muy feo le paso, si mamá o papá reaccionan así siempre? Sé que es una noticia terrible de recibir, pero mantengamos al menos la cordura frente a ellos. Realmente no puedo imaginar lo que debe ser recibir una noticia así, pero tenemos que tener mucho cuidado sobre todo a la primera reacción que daremos, porque si mostramos, enfado, incredulidad o rabia, el niño puede empezar a omitir detalles, cambiar su versión, justificar la acción e incluso evitar seguir contando y definitivamente no queremos eso.

Mamá y papá siempre te vamos a cuidar

Decirle siempre, que nosotros, los padres, jamás los juzgaremos ni castigaremos por eso y siempre vamos a estar aquí para ellos. Recalco esto, porque muchos abusadores le hacen creer a su víctima que el abuso por el que pasaron es su culpa y papá o mamá se van a molestar, los van a castigar o se van a decepcionar mucho. Siempre deben de hablar si alguien les hace daño y que mamá o papá siempre los van a proteger. Los abusadores tienen a manipular emocionalmente a su víctima, por eso hay un alto índice de niños que no cuentan si fueron abusados.

Espero que esta información les sirva y lo puedan compartir para que llegue a muchas personas.